Pintura

BIOGRAFIA - ANECDOTAS DE ARTISTA

"Le veo envuelto por las nubes e impulsado por los vientos y las lluvias del sur. Caminando para saciar su hambre de imágenes esquemáticas y certeras." 3

Nació en Osorno, en enero de 1916, se debería relatar su nacimiento para instalar esa relación umbilical que Sergio Montecino va ha tener con su tierra y sus paisajes, que han pertenecido a su familia materna por más de 200 años. Tierras que pintó repetida y apasionadamente. Transmitiendo su designio vive posteriormente con su familia en un paraíso que se construye en la década de 60 en los cerros del Arrayán. Ahí están aún, su casa, su taller y sus hijas. Su Mujer, Eliana Bandert lo conoció en la Escuela de Bellas Artes: "Sergio, deambulaba por todos los talleres, era un personaje vestido de negro casi siempre y tenía las espaldas muy anchas, [...] era un caballero, era presidente del Centro de Alumnos, organizaba bailes y exposiciones, pero era muy tranquilo" 4 "Conocí a Sergio Montecino en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile, en 1940. Compartimos el taller N° 60 en el tercer piso, bajo la cúpula". "Me parece verlo cuando esboza una amplia sonrisa mascullando una frase corta aguda y oportuna, de profundo sentido humorístico." 5 Muchos recuerdan las tertulias interminables en los pisos altos de la escuela del parque forestal Dicen que se le podía encontrar con una libretita y sentado haciendo croquis en un café.

Pintura“Yo soy un tipo muy calmado, sino tengo ganas de pintar no pinto. No me gustan nada las exigencias, prefiero los impulsos” 6 "Hace sus propios marcos, es un maestro "chasquilla", cada vez que vienen invitados, se le ocurre arreglar una silla." Le gustaba asistir a conferencias, ir al cine, disfrutar los conciertos y visitar las exposiciones. Sus hijas cuentan que las únicas veces que agarraba ritmo como de corredor era cuando quería llegar a tiempo para la opera.

"De lo primero que uno se da cuenta cuando conoce a Montecino y su pintura, es que no existe disociación alguna entre su personalidad y su obra; sus pinceladas son como su modo de caminar, sus colores son el eco reflejado de una personalidad abierta". 7

Luis Oyarsún escribe en 1964 la siguiente anécdota del viaje que ambos hicieron a Rapa-Nui: "Una tarde, en la cumbre de una colina, Montecino exclamó: - ¡Mira! Desde aquí se percibe toda la redondez de la tierra!". "Montecino caminaba interminablemente, como rumiando el paisaje [...] él seguía por repechos y desfiladeros, calzado con ligeras sandalias que se avenían con el paso arcaico de viandante del desierto." El mismo Montecino expresó: "Diremos finalmente que los artistas son seres muy especiales que se adelantan, incluso a su época. Son seres iluminados y visionarios." 8

3 Ramón Vergara Grez, La Poética descriptiva y simbólica de Sergio Montecino, Anales del Instituto de Chile, 1997, pág. 346.
4 Entrevista a Eliana Banderet, Mayo, 2001.
5 Ramón Vergara Grez, op., cit., Pág, 345
6 Entrevista a S. Montecino, por C. Robino, revista Caras, 10 de julio, 1995.
7 Orlando Mellado Muñoz, catálogo exposición retrospectiva, Instituto Cultural de las Condes, octubre 1991.
8 Discurso escrito por Montecino, archivo familiar, s/f.



© 2013 N-Light Design. All Rights Reserved.
Fotos tomadas por Marcelo Montecino