Pintura

BIOGRAFIA - LAS ARTES Y LAS LETRAS

El pintor, también realiza crónicas, criticas y artículos en diversas publicaciones y particularmente en la revista Pro-Arte. Escribió numerosas presentaciones en catálogos, monografías de Augusto Eguiluz, María Fuentealba, Henry Moore y otros. Edita dos libros: Entre Músicos y Pintores (1985), Pintores y Escultores de Chile (1970). Dejo una novela, escrita desde hace muchos años y que nunca se animó a publicar.

La revista Pro-Arte, fue sin duda algo extraordinario, "Duró casi 8 años, publicación que no contaba con presupuesto fijo alguno, sólo con el entusiasmo del grupo primitivo que en el andar de tiempo fue en aumento. Recuerdo nuestra primera reunión en agustinas 620; Santiago Del Campo se encargaría de la página literaria y de teatro; Orrego Salas y Daniel Quiroga de la música; Eliana Banderet corretearía en el comercio la contratación de avisos, y yo me encargaría de la página de artes plásticas. Su primer número fue el 15 de julio de 1948." Enrique Bello era el director y escribió en una oportunidad: "no sé realmente expresar con mínima felicidad la que realmente fue ese asunto que nos hizo llamarnos entre nosotros "los proartistas", pequeña familia a la que le era permitido soñar, pero no tener sueño". 21

PinturaDel libro Pintores y Escultores de Chile, prólogo de Enrique Bello: " Ningún tratadista que no sea pintor podrá extraer algunas de las enseñanzas que el pintor Sergio Montecino consigue cuando inicia su paseo por la pintura chilena." En el mismo prólogo, Bello comenta que este libro es una recopilación de textos escritos en distintos momentos de su vida, es ese andar el que le da el conocimiento. Es la actitud del observador curioso de todo lo que ante él acontece. "...se detiene con detalles en el capitulo de los premios nacionales y en el relativo a los premios de honor del salón oficial."

La escritura de montecino se organiza por paisajes: El uso de la pintura suelta y empastada, distanciada de la realidad mimética y la rapidez como manera de abordar la imagen, responden al carácter efímero de la realidad o de la naturaleza. Es un transitar que ofrece múltiples posibilidades, son imágenes que pretenden la idea de totalidad pero a partir de fragmentos emocionales. De la misma manera Montecino se relaciona con la escritura, entra en lo particular, en lo personal, encuadra momentos y lo convierte en anécdota, es decir, en un paisaje sociológico.

Entre Músicos y Pintores, preámbulo de R. Vergara Grez: Son "risueñas y nostálgicas leyendas de nuestro mundo artístico", en este libro, Montecino nos refiere "los entretelones de los talleres, el café y el bar, la calle y el hogar gremial, la juventud y la vejez del artista; los premios del salón de alumnos de la escuela de bellas artes y la trama que precede y prosigue al otorgamiento de nuestro galardón máximo, el premio nacional". "Lamento que en esta ocasión nos entregue tan poco, para lo tanto que lleva adentro, observando y procesando. La realidad convencional no le autoriza para revelar y denunciar todo lo que ella oculta. Tendría mucho que ofrecernos, porque sin su original personalidad y su forma de relación con los demás hombres y el ambiente, provoca y enriquece nuestro propio anecdotario".

"Con Sergio Montecino siempre tengo una conversación pendiente. Hace décadas que nos encontramos, sea aquí, afuera, en algún espectáculo o suceso importante". 22

Todos reconocen que Montecino estaba lejos de ser un artista que posara de intelectual aunque era gran lector y escritor.

21  S. Montecino, Enrique Bello y Pro Arte, Las Ultimas Noticias, 8 de junio, 1974.
22  Daniel Quiroga, Entre Músicos y Pintores, Amadeus, 1985, contratapa.



© 2013 N-Light Design. All Rights Reserved.
Fotos tomadas por Marcelo Montecino